Medio Ambiente, Salud: Derecho, No una Dispensa y Buen Vivir

 

Quiero iniciar citano un párrafo del escritor José Torán:

“La obra pública ha de corresponder ecológicamente no sólo a la solicitación de la colectividad interesada que la reclama, sino que debe justificarse ante la totalidad el pueblo que la sufraga; y ha de ser, por lo tanto, respuesta concreta a las legítimas aspiraciones de todos.”

Desde 1948, por enunciación en su constitución, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que: La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y también social, no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia.

La obra pública ha desaparecido en León y sus artífices o están retirados en sus oficinas ambientadas o han optado por emigrar muy lejos de la putrefacción y emisión de olores tóxicos  o se dedican a otros menesteres más productivos.

Como ser humano debo recordar que la Salud es un derecho humano. Así lo indica la OMS quien afirma: “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de losderechos fundamentales de todo ser humano”. Por lo tanto, no deberían existir grupos vulnerables en tema de salud. Pero, entonces, esto nos llevaría a que no debería existir desigual distribución de las riquezas, pues al existir esta desigualdad, a mayor pobreza no hay igual salud para todos, y el derecho a la salud,incluye el acceso oportuno, aceptable y asequible a servicios de atención de salud de calidad suficiente.


Por otro lado, debo afirmar que toda persona tiene como condición innata, el derecho a gozar de un medio ambiente adecuado para la preservación de su salud. Pero cuando se da el hecho de no contar con un medio ambiente saludable, implica  que se afectan desproporcionadamente a las poblaciones más pobres y a la población en general, ya que, se presentan enfermedades infectocontagiosas, así como, enfermedades no transmisibles tales como el cáncer, las cardiopatías y las enfermedades respiratorias crónicas, las cuales se aplican a  todas las personas sin importar su condición social, económica, cultural o racial, y por ende, esto refleja que se incurrirá en mayores gastos para el estado (carga económica) para curar enfermedades en lugar de invertir en prevenirlas.

Por tanto, como seres humanos debemos saber, que si viviéramos en el mejor de los casos, en un medio ambiente que nos brinde salud física, salud mental y salud social como lo afirma laOrganización Mundial de la Salud (OMS) en su definición de medio ambiente y salud, podríamos perfectamente evitar un problema de salud pública que conseguiría ser de mayor gravedad en zonas con alto grado de pobreza y con alto índice de enfermedades endémicas.

Sin embargo, estamos claros que en casi todos lados, tenemos algún factor que altera ese equilibrio y por lo tanto nuestra salud también se ve afectada. Si queremos estar totalmente sanos, no basta con tener una buena higiene personal, también debemos cuidar la higiene del medio que nos rodea; debemos conservarlo sano recogiendo y reciclando nuestra basura, utilizando únicamente la cantidad necesaria de agua, cuidando la biodiversidad, pues para enfermarnos se  incluyen tanto los efectos patológicos directos de las sustancias químicas que aumentan las enfermedades transmitidas por alimentos, por el contacto directo con nuestra piel, así como por algunos agentes biológicos que cuentan con algunos vectores que transmiten enfermedades relacionadas con la contaminación del aire, los que sumados a muchos otros pueden presentar efectos de contaminación ambiental que se transforman en un problema de salud pública global.

Podemos entonces expresar, que existe una estrecha relación entre los daños que el ser humano le ha ocasionado y le sigue ocasionando al medio ambiente, y lo que el medio ambiente regresa  y que repercute en la salud humana. Muchas de las enfermedades que hoy nos afectan son sensibles a los cambios climáticos, estos pueden condicionar su incidencia, propagación e incluso modificaciones en la dinámica de muchas de ellas. El calentamiento de la tierra se acelera,

lo que presupone mayor número de desastres naturales, fenómenos meteorológicos, olas de calor, aumento del nivel de mar, sequías, cambios en los ciclos hidrológicos. A esto podemos agregar otros factores que empeoran la situación, el crecimiento de la población humana, malos sistemas de saneamiento. Todo esto indica que estamos frente a una realidad alarmante que pueden derivar en problemas o catástrofes ambientales.

Relación causa-efecto en problemas sanitarios de origen medioambiental.

Establecer un vínculo causal entre unos determinados factores medioambientales y los efectos perjudiciales para la salud, plantea muchas dificultades. Aún así, podemos indicar algunos factores que a nuestro criterio pueden ser más sobresalientes, tales como:

  • -Variación de los diversos tipos de carga ambiental.
  • -Diversas vías de exposición ( aire, agua, suelos) y sus posibles repercusiones para la salud.
  • -Diferentes grados de afección según los segmentos de población y según el agente que se encuentre presente en ese segmento.
  • -La movilidad y la capacidad de bio-acumulación de muchos contaminantes.
  • -El carácter multifactorial, posibilidad de efectos indirectos, de efectos crónicos, que únicamente pueden desencadenar enfermedad al cabo de mucho tiempo de la exposición.
  • -Las enfermedades respiratorias, el asma y las alergias, por la contaminación del aire, en ambientes cerrados o al aire libre.
  • -Trastornos neurológicos de desarrollo, por los metales pesados y los plaguicidas. Siendo los plaguicidas los que tienen probablemente un efecto sobre la situación inmunológica, la alteración de los procesos endocrinos, los trastornos neurotóxicos y el cáncer.
  • -También es muy frecuentes las nauseas, vómitos, dermatitis, etc.

Ejemplo: mezclas de contaminantes a los que nos podemos ver expuestos cotidianamente.

Ejemplo: Cromo y amoniaco en el agua de tenerías; Gas sulfhídrico que se desprende de procesos industriales y viaja en el aire; Sulfuro de sodio y residuo de solventes que se acumulan en los suelos.

Ejemplo: insuficiencia renal crónica.

Principales efectos en la salud atribuibles a factores ambientales.


 

El 16 de abril del año 2007, En el marco de la Estrategia de Extensión de Proyección Social en Salud, la Organización Panamericana de la Salud en conjunto con el Ministerio de Salud, presentaron el Libro“La Salud: un derecho Humano”. Pero es a la fecha y creemos que la Dirección General de Salud Pública, del Ministerio de Salud no realiza los esfuerzos necesarios y norealizar acciones de vigilancia, control, actualización y defensa de la salud ante las agresiones de origen medioambiental.

Es evidente que son muchos los factores que influyen para que las condiciones medioambientales y la salud no sean las idóneas, por lo que hay que redoblar esfuerzos, ya que el pueblo tiene el  derecho al “grado máximo de salud que se pueda lograr”. Por esa razón, nosotros como comité ambientalista Salvemos al Rio Chiquito, creemos que se debe fomentar una conciencia social que impulse a todos los habitantes a reconocer que con nuestras actividades del diario vivir podemos coexistir o muy contaminados o muy saludables.

La calidad y la salubridad de nuestro entorno son vitales para una buena salud.

En la actualidad, en la práctica no se llevan a cabo ningún tipo de medidas en pro de mejorar y revertir la situación adversa que afrontamos en nuestro medio ambiente contaminado. El aire que respiramos, el agua que bebemos, el entorno de trabajo o el interior de los edificios tienen una gran implicación en nuestro bienestar y nuestra salud.

Creemos que esfuerzos aislados no podrán revertir la situación actual. Por lo tanto opinamos, que estamos en la capacidad de proponer acciones, asumir retos, realizar alianzas, ejecutar planes de mejoras para que las políticas de salud y los determinantes sociales nos permitan prevenir y controlar las distintas enfermedades y epidemias. Para tal fin, en la práctica debemos aunar voluntades, establecer pautas, acometer acciones y sobre todo, medir resultados y que mediante una serie de estrategias podamos mejorar nuestro medio ambiente y por ende nuestra salud. Teniendo muy presente que la salud y el medio que nos rodea están íntimamente relacionados.

Las políticas y programas de salud pueden promover o violar los derechos humanos, en particular el derecho a la salud, en función de la manera en que se formulen y se apliquen. La adopción de medidas orientadas a respetar y proteger los derechos humanos afianza la responsabilidad del sector sanitario respecto de la salud de cada persona, puesto que no se puede prohibir, no se puede negar el derecho humano a la salud, debemos participar decisivamente en los cambios de normas y conductas en nuestra comunidad para que tengamos un buen vivir.

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

facebook